31

Sitges 2016. Capítulo 3: Sexo, carne, asquito y rock’n’roll

Y seguimos para bingo en la 49 edición del Sitges Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya 2016:

Martes 11 de octubre

Este día no puedo decir que viese alguna maravilla entre las 4 películas que pude ver pero todas tienen algo que contar:

Empecé con Museum, adaptación de un manga al estilo Seven que consigue una gran atmósfera y algunos giros sorprendentes pero no arriesga y el final es muy descafeinado, además algunas de las decisiones del protagonista pone en duda la solidez del guión.

Museum

Equals, es una película distópica en la que nos presentan una sociedad en la que no tienen cabida las emociones, y si alguien empieza a sentirlas se le trata como si fuera un enfermo de cáncer.  La estética que recuerda mucho a un clásico que también pude descubrir en Sitges: Gattaca, pero en ningún caso alcanza la profundidad dramática de aquella. Solo se queda con la historia de amor entre los personajes interpretados por Nicholas Hoult y Kristen Stewart y en comparación sabe a poco.

Equals

 

También hubo lugar para un western dirigido por un clásico del festival, Ty West. Con In a valley of violence, este director deja el horror y nos ofrece una película sobre venganza en el lejano oeste. Nada nuevo bajo el sol, pero sí tiene un extraño sentido del humor, sobre todo con los diálogos entre Ethan Hawke y John Travolta.

In a valley of violence

Como dicen el programa del Festival, Greasy Strangler es la película WTF del certamen, que parece heredera de las películas de la productora Troma, en la que horror, sangre, humor y mucho asquito se juntan para ofrecernos una película atípica que genera tanta aceptación como rechazo entre el público. Es una película dirigida a los más frikis de lo que pululan por las calles de Sitges entre los que me cuento. Pero lo que me gustaría ver la cara que pone la gente que va sin saber nada de la película, seguro que sería un poema.

Greasy strangler

 Miércoles 12 de octubre

Por fin llego la proyección que provocó desmayos en el festival de Toronto Grave (Raw) o lo que viene a ser lo mismo Crudo. Esta es una película sobre el primer año en la facultad de medicina de una chica vegetariana a la que le obligan a probar la carne cruda y parece que le gusta…demasiado. La película es interesante pero los motivos de los desmayos me parecen más un ardid marquetiniano que otra cosa. Muchas de las películas que se pasan en Sitges son mucho más fuertes en cuanto a imágenes impactantes, así que lamento decirles a los que busquen emociones fuertes que en esta película no las encontrarán.

Raw

Hablando de emociones fuertes, la mexicana Tenemos la carne sí que ofrecía momentos de gran intensidad pero quizás no tanto centrándose en mostrar imágenes repugnantes  sino secuencias directamente pornográficas con la excusa de que tres personajes, que lo dan todo, literalmente, pretenden crear una especie de útero a modo de vivienda y alimentarlo con las pulsiones sexuales y la sangre de otros.

Tenemos la carne

 

El director de la mítica Holocausto caníbal, Ruggero Deodato, también presentó su nuevo proyecto en la sala Retiro de Sitges: Ballad in Blood. Solo diré de esta película que a pesar de que estuvo 20 minutos sin subtítulos por un fallo técnico a nadie le importó y desde luego a mí tampoco.

Ballad in blood

Antes del plato gordo del día, 31 de Rob Zombie, pude ver Detour, la nueva película del director de Triangle, Christopher Smith, un thriller cuyo valor a destacar es un montaje tramposo pero efectivo que parece que nos ofrece diferentes alternativas según las decisiones del protagonista aunque la propuesta no acaba de ser del todo honesta. No deja de ser un entretenimiento que quitaba el mal sabor de boca de la película de Deodato.

Detour

 

Y ahora sí, 31. Rob Zombie y Sheri Moon Zombie, mujer, musa y actriz fetiche del director, presentaron su nuevo film con gran entusiasmo. La película ofrecía lo que cabía esperar violencia extrema, ambiente y música setentera y asesinos con pinta se payasos, una obsesión del director un poco cansina. La película es un survival en el que unos personajes por azar (te ha tocado) se ven obligados a participar en un concurso en la que deber intentar sobrevivir a unos cuantos asesinos a cada cual más excéntrico y pintoresco. Me recordó mucho a Perseguido, aquella película de Arnold Schwarzenegger, en la que en una sociedad futura se tenía que enfrentar a unos asesinos de lo más peculiares en un concurso televisivo. A su vez, esta película era una adaptación de una novela escrita por Stephen King y firmada por el pseudónimo de Richard Bachman. La película de Zombie no está mal pero dista mucho de su mejor obra, Los renegados del diablo.

31

 

El Festival de Sitges 2016 ya se va acercando a su fin. Solo nos queda por delante una última crónica y el palmarés, así que en unos días tendréis más carne, fantasía y horror para alimentar vuestras psicopatías en ciernes.

SI te ha gustado, compártelo y ayúdanos a que lo vea todo el mundo.


Como cinéfilo empedernido, me suelen etiquetar como cultureta gafapastoso, pero la naturaleza me dio visión perfecta y ni las 5 horas diarias de videojuegos de mi adolescencia consiguieron estropearla. Así que no uso gafas, al menos con cristales. Mis posts os descubrirán hallazgos escondidos en lo más profundo del mundo audiovisual


'Sitges 2016. Capítulo 3: Sexo, carne, asquito y rock’n’roll' has no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

2010 Gafapastas. Web graduada por Agencia Moderna.