Safe neighborhood

Sitges 2016. Capítulo 2: Nadie está a salvo

Aquí tenéis la segunda crónica del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, Sitges 2016

Domingo 9 de octubre

La mañana empezó con Rupture, una película que combina un secuestro, experimentos a lo mad doctor y una especie de la invasión de los ultracuerpos. Todo en una película protagonizada por Noomi Rapace. Los mecanismos del guión y la dirección funcionan adecuadamente pero el final no es muy sorprendente.

Rupture

Safe Neighborhood, supuso una sorpresa por ser una de esas películas yanquis que comienza con elementos muy convencionales (Navidad, niño que quiere ligarse a adolescente y un intruso en casa), pero al poco rato la película da un giro que rompe con todo y explora la psicopatía de uno de los personajes. Si digo algo más, os “espoileo” pero bien. Por desgracia al guión le faltaría una mayor elaboración y tomárselo un poco más en serio para haberse convertido en una propuesta más interesante. Aun así el entretenimiento y buenos momentos de tensión están asegurados. Como curiosidad, dos de sus protagonistas, Olivia DeJonge y Ed Oxenbould coincidieron en La visita de Shyamalan.

Safe neighborhood

El buen inicio del día, se frustró con la proyección de Beyond the gates, a priori una película de terror 80’s style que tiene un interesante inicio y en el que la que los protagonistas se enzarzan con un macabro juego de mesa con vídeo que les lleva a visitar otra dimensión. El problema es que el presupuesto solo dio para representar la puerta al más allá con un decorado de un sótano que se repite hasta el ridículo. Puedo entender la falta de presupuesto pero el problema aquí es la falta de imaginación. Porque aun recuerdo una película con un solo escenario que aun perdura en la memoria de los sitgesfilmfestival’s lovers. Me refiero a Cube de Vicenzo Natali un ejemplo de lo que se puede hacer con un escaso dinerito.

Beyond the gates

Para acabar el día (este fue más escueto porque si no, a ver cuando escribo en el blog ;)) vi el interesante documental David Lynch: Art of Life, en el que el director americano explicaba su vida desde que era un niño: su relación con su familia, sus primeros pinitos con el arte pictórico, su paternidad y su lucha contra todo y todos por ser un artista y acaba con la creación de Eraserhead, que como decía su director: “la hice sin dinero solo con tiempo”. Lo recomiendo encarecidamente.

David Lynch: Art of Life

Lunes 10 de octubre:

Empecé la semana visitando la ciudad iraní de Teherán, cuando todavía estaban en guerra con Irak, para explicar una historia de terror en una situación de por sí terrorífica. Under the shadow utiliza muy bien los resortes del género y consigue poner la piel de gallina en más de una ocasión. Se toma su tiempo para arrancar pero creo que está justificado para ponernos en la situación de los personajes y su contexto antes de liberar a  los genios malignos.

Under the shadow

Sin embargo, la nueva película de Paul Schrader, Dog eat dog, aunque deslenguada y violenta, con interpretaciones rockambolescas de Nicolas Cage y Willem Dafoe poniendo el rostro a unos gangsters en horas bajas, no ofrecía nada novedoso, salvo un final extraño que en mi opinión carecía de mucho sentido.

Dog eat dog

La esperada secuela de Blair Witch Project titulada Blair Witch así, a secas, pese a estar bajo la batuta de Adam Wingard, resultó una tremenda decepción, aunque el que suscribe estas palabras ya le pareció un timo el film original. Esperaba mucho más del director de You’re the next y The guest, pero no pudo ser.

Sí que me gustó el romanticismo poético de Mon Ange, aunque tengo dudas sobre si era suficiente historia para un largometraje aunque fuese de 80 minutos. Hubiese sido un mejor corto. La historia de amor de un niño invisible y una niña ciega, es una de las más bellas en cuanto a imagen que se han visto en el Sitges 2016. Ahí queda eso.

Mon Ange

El hijo de Alfonso Cuarón apunta maneras con la notable Desierto, un “survival” en que la que unos espaldas mojadas intentaban cruzar la frontera entre México y EEUU, algo habitual, pero en esta ocasión en vez de enfrentarse a la migra, tenían que esquivar las balas de un facha armado así como a los colmillos de su perro adiestrado para matar. Entre los que huían estaba la cara recurrente de Gael García Bernal, y el perseguidor era el popular Jeffrey Dean Morgan,sobre todo por su reciente interpretación de Negan en la ya mítica serie The walking dead.

Desierto

El plato fuerte del día fue The wailing del cineasta surcoreano Hong-jin Na. Su tercer largo después de las geniales thrillers The chaser y The yellow sea se desarrolla en una zona rural donde las creencias en chamanes, espíritus y demonios tienen un peso específico. La película empieza con un drama en el que un policía local se enfrenta a una serie de homicidios un tanto extraños, pero poco a poco se van añadiendo elementos fantásticos y de terror que consiguen imbuir al espectador en una atmósfera malsana, que nos llevará por un camino tortuoso a un final inesperado. El director se toma más de dos horas y media para explicar la historia. Personalmente me metí de lleno en la película y el metraje se me pasó en un suspiro, pero soy consciente de que no será manjar para todos.

The wailing

Y así finaliza la segunda crónica. Voy a dormir un poco y a supervitaminarme para seguir viendo más películas que en dos días os preparé una nueva crónica del Festival de Sitges 2016.

SI te ha gustado, compártelo y ayúdanos a que lo vea todo el mundo.


Como cinéfilo empedernido, me suelen etiquetar como cultureta gafapastoso, pero la naturaleza me dio visión perfecta y ni las 5 horas diarias de videojuegos de mi adolescencia consiguieron estropearla. Así que no uso gafas, al menos con cristales. Mis posts os descubrirán hallazgos escondidos en lo más profundo del mundo audiovisual


'Sitges 2016. Capítulo 2: Nadie está a salvo' has no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

2010 Gafapastas. Web graduada por Agencia Moderna.