Fly me to the moon gafapastas

Crónica Fly Me to the Moon

Fly me to the Moon dio comienzo con las personalidades de siempre, una de las sensaciones de cuando vas a muchos conciertos es ver caras conocidas por todas partes, a de más de reencontrarte con amigos y colegas.

 

En el primer día de mini estival un aforo bastante discreto para el Pueblo Español en comparación a aquellas casi antiguas ediciones de Primavera Sound. Sin aglomeraciones y buena organización como es de costumbre, con solo un escenario la cosas se simplificaban en todos los aspectos y ya me sentía como en casa después de a ver estado en Pròxims con una disposición casi idéntica.

 

Fly me to the moon gafapastas

The Suicide of Western Culture

Irrumpieron unos forajidos encapuchados, The Suicide of Western Culture, la pareja misteriosa esta vez amplificada con un tercer componente, demostraron el porqué de las buenas criticas que se están calzando. La atmósfera y ritmo que presencio en aquel crepúsculo superterreste encajaba más bien a altas horas de la madrugada, no obstante se pudo disfrutar y analizar con mayor precisión una mezcla de sonidos oxidados y bases bien encontradas. Al más puro estilo banda sonora serie B, crearon interesantes y altamente adictivos loops, que recordaban en pequeñas fracciones de segundo a Tubular Bells, por el sonido retro de los teclados. Hicieron sufrir extremadamente a aquellas pantallas de altavoces con un retrofuzz y parpadeo acústico casi continuo en los ambient momentos. Tal vez la experimentación de toda aquella electrónica y cablero aparentemente desorganizado, les esta llevando a este sonido personal. Podéis escuchar algo de su último disco Have One On Me.

 

Fly me to the moon gafapastas

Animal Collective

Esta panda de Animales Colectivos siempre me sorprenden con sus cambios de ritmos y no estructuras. La verdad es que pasan bastante por alto esto de la estrofa, estribillo, estrofa estribillo, arreglos fuera de tiempo y voces que podrías cortar y mezclar en un disco de los Beach Boys. Pese a que no tienen un directo muy contundente hay que reconocer te gusten o no, que estos chicos dejan muy atrás lo preestablecido. Desde la perspectiva objetiva la eficacia de estos ritmos de auto realización, resultan como mínimo algo para prestar atención. Animal Collective.

 

Un segundo día con bastante más ambiente para la de plaza de Pueblo Español, mucho fan en el día festivalero que las mujeres serian reinas del escenario Joanna Newsom y Beach House.

 

Fly me to the moon gafapastas
Joanna Newsom

 

 

 

Newsom apareció con su larga melena dorada para deleitarnos con su Folk, con su arpa y su voz de cambios radicales, aunque algo repetitiva en algunos momentos, unas intensidades bien llevadas gracias a un batería y un guitarrista que destacaban por su calidad dieron armonías misteriosas que dejaron en quietud por momentos a más de uno. El arpa de Joanna quedaba algo a tras en los estados más orquestales, cosa que en los discos de la artista no pasa, tal vez problema del monitoraje de escenario. Sorprendente la segunda voz de la violinista que acompañaba y creaba hetereos juegos de voces melódicas, dignos de un país de las maravillas.

 

 

 

 

Fly me to the moon gafapastas

Beach House

Por fin llegamos a puerto, Beach House, toda la prisa llevada durante el día se esfumo durante algo más de una hora. El proceso musical y emocional cedió de forma paulatina a lo largo del concierto. Con un guitarrista distraído en el segundo tema y que no paro de moverse a pesar de estar sentado gran parte del espectáculo. Disfrutamos de un concierto de nivel. Tres pirámides retro iluminadas y un fondo de luces estrelladas dieron ambiente y atrezzo a un escenario al cual ninguno de los artistas del festival presto mucha atención. Canciones personales, casi posesiones de talento y belleza que seguramente llegan de una incomprensión. Cayendo por un cuello de gusano interespacial, sin fondo alguno, parecía que podrías encontrar preguntas sin respuesta, en un dramatismo donde la luz de esta bombilla daba alcance a una realidad en la cual, no puede perder la vista más allá. El concierto evidentemente seguía una mecánica pactada y sensata, con canciones libres y misteriosas, ajenas a la necesidad de encajar en algún sitio. Hicieron un bis, cuando parecía todo perdido después de su marcha y ver que encendían los farolillos de la parte colindante de la plaza. Algo les pasaba o esa fue la sensación que dejaron. A pesar de ello brillaron como diamantes aunque estuvieran apunto de tatuarse un as en la manga.

 

SI te ha gustado, compártelo y ayúdanos a que lo vea todo el mundo.


Your Creative Partner for any communication idea. Director de Arte Diseñador gráfico, desarrollo web Front End e ilustrador.


'Crónica Fly Me to the Moon' have 3 comments

  1. 2 agosto, 2011 @ 12:27 Agnès

    Brutal Beach House, temazo tras temazo 8-)

    Reply

  2. 3 agosto, 2011 @ 15:01 Angel carballido Lobo

    Muy buena cronica Bro!

    Reply

  3. 15 agosto, 2011 @ 23:34 Alejandro Milà

    Buuu, me perdí Joanna Newsom :’^(
    salut!

    Reply


Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

2010 Gafapastas. Web graduada por Agencia Moderna.