Bilbao BBK Live

Crónica de un festival nivel: Bilbao

Bilbao BBK Live

#NivelBilbao

Por mucho que escuches o leas sobre el Bilbao BBK Live tienes que vivirlo en primera personas para darte cuenta de la magnitud del festival.

 

Coloquen sus asientos en posición vertical, plieguen sus mesitas y pongan sus dispositivos móviles en modo avión: despegamos a Bilbao. Aterrizamos a las 19:00, puntualidad británica, donde nos espera mi mejor amiga Curvies Peligrosas que nos hace de transfer hasta casa para dejar nuestras mochilas; me acompañan Robin y Jess que son los únicos que me siguen de eventour.

 

Dos horas mas tardes después de coger un metro, un autobús lanzadera, caminar 900 metros monte a través, zig zaguear la cola para conseguir nuestra pulsera conseguimos llegar al recinto. Son las nueve de la noche y Jack Johnson ya está tocando mientras saludamos a nuestro equipo festivalero. Abrimos boca con la primera cerveza #nivelBilbao (tamaño Katxi 75cl.).

 

 

He perdido la cuenta del número de cervezas que llevamos pero mi vejiga va por libre y necesito ir al baño cada 5 minutos: bufeta libre para todos. Entre visita y visita a los baños escuchamos Foster the people  y nos presentan a Alba, una valenciana que lleva desde el jueves acampada y no tiene aspecto de que se le acaben las pilas al cetro de sostiene en su mano con luz y música incluida. Bailamos, reímos y damos paso a Prodigy para acabar exhaustos tirados en la campa shawarma en mano mientras repasamos la noche.

 

 

Sábado, comemos #nivelBilbao en casa de mi madre y nos llevamos una empana para la noche que conseguimos colar al control del festival. Estamos dentro cogiendo sitio para ver a Band of Horses mientras unos espontáneos nos pintan corazones y arcoíris en la cara al más puro estilo hippie.

 

 

Seguimos sumando cuadrilla festivalera hasta que llegamos a Lumineers aunque antes hicimos una parada técnica y brindar con un chupito de Jäger por nuestro encuentro. “Jägerás como esta noche acabamos todo ciervos” anunciaba mientras tragaba sin pestañear el licor herbal de la manada.

 

 
Lo tenemos todo bajo alcohol para entonar y bailar las canciones de Black Keys, hacernos fotos #nivelBilbao desde las alturas gracias al gadgeto brazo incorporado al smartphone de una de la cuadrilla. El cetro músico luminoso y Alba aparecen de nuevo entre la gente, nos dejamos guiar por la luz hasta MGMT para romper en éxtasis al ritmo de Kids.

 

 

Nos despedimos de la familia. Robin, Jess y yo tenemos 6 horas y media de vuelta a Barcelona donde a medio camino en la cafetería del tren el cetro de Alba vuelve a sonar. FIN #NivelBilbao

SI te ha gustado, compártelo y ayúdanos a que lo vea todo el mundo.

About

Social Shaker. La gran pregunta del libro de mi vida: ¿Escupir o tragar?


'Crónica de un festival nivel: Bilbao' has no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

2010 Gafapastas. Web graduada por Agencia Moderna.